14/01/2021

Productos que se activan con agua y su innovador packaging

La huella de carbono es una medida creada para cuantificar el impacto de una actividad o producto. Este indicador ambiental se basa en el conjunto de gases de efecto invernadero, y es muy práctico para poder estudiar la situación actual y poder crear una estrategia para su reducción o compensación de emisiones. 

 

Durante muchos años, se ha conocido el plástico como solo un residuo contaminante, pero la verdad va más allá. La economía actual está basada en la explotación de combustibles fósiles como el petróleo, uno de los mayores emisores de CO2 del planeta. Es decir, cuanto más plástico fabricamos, más huella de carbono producimos.

 

Después de varios estudios, se ha demostrado que al menos el 45% de plástico se destina al uso de packaging, y alrededor de 120.000 millones de unidades de envases de cosmética se producen al año para ser usados una sola vez. Es por eso que muchas empresas han tomado conciencia y, mediante diseños y prototipos han conseguido reducir el uso de plástico en sus embalajes. En este post podremos ver diferentes estudios que han creado un packaging que permite rebajar un impacto negativo en el medio ambiente, sobretodo en el sector de la cosmética y la limpieza. 

 

 – Form Us With Love crea la marca Forgo

 

Esta nueva marca de cosméticos te permite  crear el producto a base de mezclar tú mismo los ingredientes. Gracias a su innovador diseño, elimina la botella de plástico sustituyéndola por una bolsa de papel y un bote de cristal. Combinando los 12 gramos de polvo que hay en su interior con agua del mismo grifo, conseguimos 250 mililitros de jabón de manos.

 

 

Al no utilizar plástico para el envase y que no haya producto líquido dentro, proporciona un envío menos pesado, lo que deriva a un sistema que sistema permite reducir la huella de carbono. Una propuesta alternativa y respetuosa con el planeta, además de tener un diseño y una estética impecable. 

 

 

 

  • By Humankind y su nueva línea de artículos reutilizables

Siguiendo la línea de productos de cuidado personal, la compañía neoyorquina By Humankind propone una serie de elementos que tiene como objetivo eliminar el plástico a través de envases más sostenibles y reutilizables.

 

 

De momento poseen tres productos en su colección, pero solamente utilizándolos durante 12 meses, una persona es capaz de eliminar 2,2kg de residuos plásticos. En dicha colección puedes encontrar desodorantes recargables, enjuagues bucales deshidratados y un champú sólido. Además, ofrecen recargas para el desodorante y el enjuage para que los clientes no tengan que comprar botellas nuevas, y así utilizar el mismo envase durante mucho tiempo. Estos envases recargables que tienen garantía de por vida, pero se pueden reciclar si es necesario. Una idea sencillamente perfecta para reducir el consumo de plástico de un solo uso, ya que no renuevas el packaging sino su contenido. 

 

 

Su diseño minimalistas viene en una gama de colores neutrales al género, que fueron seleccionados para que fueran lo más atractivos posible a todo el mundo. Además, un envase simple pero funcional anima a las personas a adoptar un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente gracias a su facilidad de uso.

 

  • Supublic y el proyecto 1N9 Modern Cleaner

Siguiendo un sistema parecido al del primer caso, la marca de Seúl Supublic ha diseñado una serie de productos de limpieza que evitan la producción masiva de plástico de un solo uso.

 

 

El sistema consiste en una serie de tabletas elaboradas a base de agentes de limpieza no tóxicos, que los usuarios pueden disolver en agua para crear 430 mililitros de producto. Como dato interesante, el nombre 1N9 se refiere a la proporción de 10 por ciento de detergente a 90 por ciento de agua.

Después de realizar la compra de tres botellas, los consumidores pueden solicitar tabletas de recarga en paquetes. Cada envase es reutilizable, con lo que se reduce el consumo impulsivo y de un solo uso de botellas plásticas y contaminantes.

 

 

Las tabletas vienen en tres versiones diferentes: la tableta amarilla está diseñada para el baño, la naranja para la cocina, mientras que la azul es un limpiador multiusos. Cada producto viene con su propia botella codificada por sus respectivos colores con una etiqueta, que también es reciclable, y ésta permite ver qué solución se tienen que poner en cada botella. El sistema de colores está pensado para representar diferentes ingredientes y aromas naturales: el amarillo que incluye coco y menta, el naranja que contiene limón y tomillo, y el azul que contiene naranja y lavanda. Una solución natural y respetuosa con el planeta que aporta un cambio muy positivo a nuestros hábitos.

 

Gracias a estudios y empresas como las que hemos podido ver anteriormente, se prevé un futuro un poco menos contaminante y lleno de esperanza para productos eco-friendly. Aún así, queda mucho camino por recorrer y muchos hábitos que eliminar de nuestro día a día. Aunque este tipo de artículos no sean muy comunes en nuestra sociedad, podemos hacer grandes cambios sustituyendo botes de champús por jabones sólidos, o comprando a granel mediante bolsas reutilizables. ¡Cada pequeña acción cuenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Newsletter
Register to receive news