09/09/2020

EL EFECTO COCOONING SOBRE EL PACKAGING

Antes de empezar a hablar sobre las consecuencias de este factor, debemos saber realmente qué es. El cocooning es una tendencia bautizada en los 90 por Faith Popcorn, consultora de marketing y trendhunter. Significa el placer de quedarse en casa, refugiarse en el hogar y buscar un ambiente confortable y cómodo, lejos de un mundo cada vez más agresivo y rápido. También se puede referir a aprovechar momentos de desconexión, olvidarse de socializar y centrarse en uno mismo a modo de equilibrio entre mente y cuerpo. 

 

 

La tecnología acentuó el cocooning, pero debido a la Covid-19 se ha expandido mundialmente.  El confinamiento nos ha traído nuevas costumbres, ya que nos hemos visto obligados a quedarnos en casa. Muchas personas han encontrado en esta situación algo de confort, y el cocooning ha ganado muchos fieles. Todo esto es debido en gran parte a la comodidad que supone el ecommerce y el delivery, es decir, tener aquello que nos apetece desde el sofá. 

 

 

Con las estadísticas conseguidas por EAE School en su estudio “El estado del ecommerce y el retail. Un crecimiento en evolución ante la incertidumbre del COVID 19”, hemos podido observar que al menos un 30% de los encuestados comprará más por internet a raíz de esta crisis sanitaria. El auge del cocooning y su fusión con el coronavirus ha conseguido que los consumidores prefieran, poco a poco, una vía online para sus compras. 

 

 

Esta avanzada tendencia obliga a las empresas a adaptarse a los nuevos tiempos y a cambiar la forma de llegar al consumidor, ofreciendo un servicio donde los clientes puedan pedir o llevar del local a casa. Según Morgan Stanley, la multinacional financiera estadounidense, para 2022 el 11% del mercado global será de comida a domicilio. 

Gracias a esta situación, se ha podido notar la importancia del packaging, ya que cada vez más restaurantes y bares optan por sumarse al delivery. A partir de aquí, podemos ver que una de las tendencias en packaging que van a arrasar a causa del cocooning es el packaging take away sostenible.

Según Gastroeconomy, el packaging “es una cuestión que preocupa de manera generalizada a los hosteleros interesados en lanzar comida a domicilio, tanto por encontrar un packaging idóneo para el transporte y la presentación de la comida, como por identificar envases sostenibles desde el punto de vista medioambiental”. 

 

 

Y es que cada vez hay más consumidores que se preocupan más por sus acciones, y cómo estas afectan al planeta. Con el auge del cocooning hay que tener en cuenta de que, cuantos más pedidos online, más residuos se generan, pero aquí es donde entra el packaging sostenible: Ya sea por ayudar al planeta o por complacer un público cada vez más concienciado, muchos restaurantes quieren prestar un servicio lo más eco-friendly posible. 

Podemos encontrar muchas alternativas posibles, aunque lo más importante es utilizar materiales preferiblemente biodegradables o fáciles de reciclar. En este caso, el más común es el cartón, ya que a parte de ser versátil y ecológico, su capacidad infecciosa es mínima. Además, junto al cobre, es el material donde la supervivencia del virus es más corta.

Como hemos podido ver, el efecto cocooning sumado con la crisis de la Covid han influido positivamente en el uso de packaging eco-responsable. ¡Un punto positivo en estos momentos de incertidumbre! 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Newsletter
Register to receive news